viernes, 23 de noviembre de 2012

Dialogando con la ética secular



Por Jonás Berea (jonasberea@gmail.com)
Publicado también en Café Hispano (Spectrum)

¿Te crees mejor que yo? Por un diálogo abierto con la ética secular es el título de un libro escrito por Herminio Díaz con la colaboración de Luis González.

Herminio Díaz falleció de cáncer el 1º de agosto de 2012, a los 67 años de edad; pero antes pudo tener la satisfacción de sostener en sus manos un ejemplar de esta obrita de 145 páginas en la que –a modo de testamento espiritual– quiso ofrecer a los lectores algunas de sus ideas, fruto de sus estudios, vivencias y reflexiones.

Herminio comenzó su ministerio como pastor adventista el año 1973 (ocho años después de bautizarse, aunque anteriormente también fue colportor de éxito) y lo ejerció durante cerca de 20 años. En la década de los noventa entró en una crisis personal y familiar que le empujó a dejar el ministerio, e incluso a desvincularse de la Iglesia Adventista. Después de muchas circunstancias regresó a la iglesia y se volvió a bautizar el 23 de febrero de 2008.

El libro nace de las inquietudes de Herminio por la ética. Conviene recordar aquí que hizo su tesis doctoral sobre este tema y que, cuando ya tenía día y hora para la defensa de la misma, no pudo defenderla porque ocurrieron algunas de las circunstancias dramáticas mencionadas anteriormente. Antes de que le fuera detectada su enfermedad letal, requirió la ayuda de su amigo Luis González (durante muchos años director del Colegio Timón de Madrid y posteriormente editor de la Editorial Safeliz) para poder redactar un libro, concebido como un diálogo entre amigos. De este modo, mientras Luis grababa y redactaba las conversaciones entre ambos, fue fraguándose ¿Te crees mejor que yo? Luis plantea sus preguntas, y ofrece algunas reflexiones personales, y Herminio desarrolla sus planteamientos. Un formato que hace la lectura amena y ligera.

El título, obviamente, hace referencia a la interpelación provocadora (es decir, estimulante) que los ateos, los agnósticos o los indiferentes pueden dirigirnos a los creyentes ante la convicción de muchos de que la ética de los cristianos es superior a la ética secular. En el subtítulo el autor se sitúa en la perspectiva del creyente que pretende responder a esa pregunta.

No se trata de un estudio sobre ética concebido desde el rigor académico, sino que adopta un enfoque intencionadamente divulgativo para alcanzar al mayor número de personas posible. Comienza con una breve exposición introductoria, “Los sistemas éticos”, en la que, más que ofrecer un panorama de las grandes concepciones de la ética, Herminio aborda la cuestión desde el punto de vista de los diferentes planteamientos de los creyentes ante los problemas éticos, resumiéndolas en tres: legalismo, antinomianismo y ética situacional.

Una de las cuestiones fundamentales del libro es: ¿Pueden los ateos ser personas espirituales? En tal caso, ¿qué implicaciones tiene ello en las relaciones entre ellos y los creyentes? Según Díaz, debido a la pervivencia de restos de la imagen de Dios en todo ser humano, muchos no creyentes se rigen por unos valores intachables, incluso muy superiores a los de numerosos cristianos, por lo que la ética es un espacio de encuentro entre ambos colectivos que abre un posible diálogo entre ellos, y por tanto las posibilidades de evangelización.

El capítulo final, “La ética en tiempos de crisis”, aplica las reflexiones previas a la dimensión ética de la crisis económica actual, generada en gran medida por factores como «la rapacidad del los mercados, la ineptitud de ciertas políticas, la corrupción de demasiados gobernantes y la irresponsabilidad de millones de votantes» (en palabras de la breve presentación de Roberto Badenas). Un ejemplo de cómo los cristianos bíblicos debemos analizar críticamente la actualidad a partir de los valores del Evangelio.

Personalmente encuentro discutibles algunas de sus afirmaciones, pero en su conjunto ¿Te crees mejor que yo? plantea interesantes desafíos a los cristianos, especialmente a aquellos que se han formado en un entorno cerrado o exclusivista. Herminio Díaz pone el acento en las implicaciones sociales del cristianismo, sin caer en un reduccionismo sociológico; valora las aportaciones que las éticas no religiosas han realizado (en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por ejemplo); enfatiza la necesidad de actuar de acuerdo a la conciencia, priorizando los principios morales por encima de algunas asunciones doctrinales que pueden asfixiarlos, y señala los peligros de la institucionalización de las iglesias y de una religiosidad mal entendida. El diálogo está abierto…

(¿Te crees mejor que yo? Por un diálogo abierto con la ética secular está disponible en formato PDF a través de www.aula7activa.org. Quien desee el libro en papel al precio de 9,50€ puede solicitarlo a Editorial Safeliz: info@safeliz.com.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario